martes, 29 de noviembre de 2011

Arquitectura del siglo XXI - III - Torre de Cristal - Madrid.

          Me es grato presentaros la noticia que narro a continuación.  Digo que me es grato, porque tuve la oportunidad de formar parte del equipo de trabajo para la construcción de este importante proyecto durante dos años de mi carrera profesional. Mi cometido fue el de ejercer como jefe de obra para la ejecución una partida singular y muy especifica. Una torre auxiliar de 220 m de altura y 50 m2 de planta por la que discurrian cuatro elevadores y un montacargas cuya misión era la de facilitar la logística vertical de materiales y personas durante el periodo que duró la construcción. De este singular montaje os hablaré de manera más extensa proximamente en un post.   

           La obra de la que os hablo es La Torre de Cristal de Madrid, ya que a este edificio le ha sido otorgada la certificación energética clase “A”. Esto significa que la repercusión de consumo de energía por m2 es un tercio inferior a la de cualquier otro edificio tipo de oficinas en Madrid. En este momento no hay ningún otro edificio en España de similares características con una calificación “A” en la certificación de la eficiencia energética establecida por el Ministerio de Industria (Método CALENER).

          Esta calificación se obtiene teniendo en cuenta una serie de parámetros como la tipología de los elementos constructivos y las instalaciones que aportan habitabilidad y confort a la edificación. En el caso de Torre de Cristal, los puntos más significativos a tener en cuenta para la obtención de dicha calificación son:

  • Una envolvente arquitectónica basada en un muro cortina con baja transmisión térmica y muy limitado factor solar. 
  • Diseño de instalaciones térmicas de climatización y calefacción de alta eficiencia. 
  • Diseño de los sistemas de alumbrado provistos de un control que optimiza el consumo en función de la luminosidad exterior. 
  • Instalación solar fotovoltaica más elevada del mundo en su cubierta sur. 



          Además de estos puntos también dispone de otros sistemas de optimización energética no contemplados a día de hoy en las hipótesis del Ministerio dado su reciente aparición en el mercado. Entre ellos destaca:

  • El control de persianas que las posiciona en función de la incidencia solar, contribuyendo a un ahorro de los sistemas de climatización. 
  • Producción gratuita de agua fría mediante torres de refrigeración de tipo distribuido, que permite ahorros en la producción de agua fría de hasta un 10 % anual. 

          Por otra parte, la torre cuenta con 27 ascensores para acceder a todas sus 46 plantas de manera eficaz. Para ello se distribuyen en grupos, dividiendo la altura total en cuatro zonas. Estos elevadores se encuentran entre los más veloces que se han instalado en España llegando a alcanzar 8 m/s. Además se estableció como prioridad que los elevadores fueran ecológicos, con bajos consumos energéticos y carentes de aceites.

Por: Mario Ortega Pascual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada