lunes, 28 de noviembre de 2011

Fachada Ventilada Frontek - Greco Gres

          La utilización del sistema de Fachada Ventilada Frontek para la remodelación de fachadas ofrece interesantes posibilidades por sus excelentes cualidades técnicas y el creciente protagonismo estético de las piezas de gran formato, consiguiendo un importante ahorro energético en los edificios rehabilitados.

          Los modernos sistemas de fachada ventilada garantizan una mejora del aislamiento térmico del edificio, ya que permiten instalar recubrimientos aislantes continuos entre el soporte exterior de la pared portante y el revestimiento exterior de la fachada. La cámara ventilada crea un "efecto chimenea" provocado por el calentamiento del paramento exterior, que produce una variación de la densidad de la capa de aire del espacio intermedio con respecto al aire ambiente, con el consiguiente movimiento ascendente.

          Las piezas cerámicas de doble pared autoventilada Frontek están especialmente recomendadas para la rehabilitación de fachadas porque protegen el aislante de la humedad. Estas soluciones garantizan además un mayor aislamiento acústico y la eliminación de puentes térmicos, reduciendo la contaminación acústica entre un 10% y un 20%. La corrección de los puentes térmicos produce un ahorro energético, reduciendo el consumo de energía entre un 25 y un 40% en calefacción y refrigeración.

          El sistema Frontek dota de estabilidad a la estructura y al muro soporte, reduciendo la posibilidad de riesgos de fisuras, mejorando considerablemente la estética de la fachada por su perfecto acabado final. Su exclusivo diseño garantiza una fijación óptima a la estructura sin necesidad de cortes o perforaciones adicionales que pudieran debilitar su resistencia.

          Otro aspecto a destacar es la capacidad de los recubrimientos cerámicos para evitar la absorción y retención de humedad, tanto por razones de conservación como por razones energéticas, ya que la acumulación de humedad reduce considerablemente la capacidad de limitar el flujo de energía entre el interior y el exterior, generando elevadas pérdidas térmicas en el edificio.

          En cuanto a su reacción al fuego están clasificadas como A1 (sin necesidad de ensayo según Decisión 96/603/EEC). El nivel de absorción de agua es menor o igual a 0,5%; la carga de rotura es ³ 1.100 N y la resistencia a flexión es ³ 35 N/mm² (en la dirección más resistente), según norma UNE EN 14411.

          La colección está disponible en diversas medidas y colores en acabado texturado, pulido y en acabado metalizados. Greco Gres cuenta con un departamento de diseño propio que permite ofrecer piezas customizadas a la medida de cada cliente.

Estado final.
Estado previo.
          Además de mejorar la eficiencia energética del edificio, se puede mejorar es aspecto estético de la fachada significativamente.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada