miércoles, 7 de diciembre de 2011

Arquitectura del siglo XXI - IV - Torre de Taiwan (El Oasis del siglo XXI)

       
          El arquitecto japonés Sou Fujimoto ha sido el ganador del concurso internacional de arquitectura para la construcción de la torre de Taiwan en la ciudad de Taichung. La geometría de esté proyecto está basada en la morfología del tronco de la higuera taiwanesa (el banyan).

          Esta torre, que por la naturaleza de la convocatoria realizada por gobierno taiwanés está llamada a ser un símbolo del país, aspira a ser un icono de la arquitectura sostenible y permanecer como herencia ejemplar a las futuras generaciones.

          En este concurso han concurrido propuestas de arquitectos de medio mundo, desde las más conservadoras hasta las más extravagantes, todas ellas dotadas de grandes dosis de singularidad y con un objetivo común. La sostenibilidad.

          La estructura de la edificación está especialmente concebida para resistir los esfuerzos producidos por terremotos así como los empujes producidos por el viento, puesto que el diseño cuenta con fachadas muy expuestas y de gran superficie. Para ello, el arquitecto ha creado una retícula asimétrica de esbeltos soportes, dotando a la estructura de un carácter mallado y permitiendo de esta manera tamizar la luz que accede al interior y pudiendo ser iluminado por la noche con el fin de representar fenómenos naturales de carácter expositivo.

          En torno a la parte superior del patio en forma de tronco de cono, a 300 m de altura, se extiende por la totalidad de la cubierta del edificio un autentico vergel urbano, dotando a esta singular edificación de un carácter ecológico sin precedentes.



          Toda la ingeniaría del edificio ha sido concebida bajo el prisma de la sostenibilidad y la eficiencia energética. Materiales, sistemas e instalaciones han sido pensados para que el edificio sea un gran productor de energía.

          Entre las propuestas encontramos el sistema de iluminación de la estructura por medio de LED, por otra parte destaca la cubierta ajardinada, la recogida y tratamiento de aguas pluviales, paneles solares para la producción de agua caliente y generación de electricidad, así como aerogeneradores y el uso de materiales bio-sostenibles, reduciendo a la mínima expresión la huella del carbono.

          La finalidad del proyecto es construir un espacio abierto al turismo que facilite la observación del entorno urbano y la promoción de eventos culturales.


          Según explican desde el estudio de Fujimoto en Tokio, su concepción de arquitectura verde es "el Oasis del siglo XXI" llevada a cabo con este proyecto, que será inaugurado al principio del año 2017.

Por: Mario Ortega Pascual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada