lunes, 16 de enero de 2012

La ventana solar. Soluciones para el autoabastecimiento.

          Son muchas las empresas que buscan nuevas soluciones y más eficientes que las existentes para la producción de energía solar fotovoltaica.

          Solar Window

          Un importante campo de estudio es de las células solares. Estas, formando una fina película, pueden ser aplicada a los vidrios de fachada de los edificios. 

          A la cabeza en el desarrollo de esta técnica, nos encontramos con La empresa New Energy Technologies que ha desarrollado el sistema SolarWindow, ya que ha sido capaz de llevar estas delgadas películas a la mínima expresión. La lámina fotovoltaica se consigue mediante la aplicación del sistema por medio de un rociador, pudiendo conseguir láminas fotovoltaicas totalmente transparentes y reducir su espesor a la decima parte de las existentes hasta el momento. Por otra parte estas láminas pueden producir electricidad tanto por la incidencia de la luz solar como la artificial, lo que las hace múcho más eficientes.



          Dada la importancia del sistema y su más que probable implantación en las edificaciones de nueva construcción, no son pocos los diseñadores que se han lanzado a realizar prototipos de ventanas solares. La energía producida podrá ser enviada a una unidad de almacenamiento para su posterior uso o en caso de que sea necesario disponer de ella en el mismo instante de su producción sin necesidad de almacenarla. 

          En cualquier caso esta parece ser una gran apuesta en pro del autoabastecimiento energético.

          Pytagoras Solar
         
          Otra buena solución para no limitar nuestra captación solar estrictamente a la superficie de la cubierta de nuestro edificio, es la que aporta la empresa Pytagoras Solar.

          En el post que hicimos sobre la Torre de Cristal de Madrid, ya hablamos del control de persianas que las posiciona en función de la incidencia solar, contribuyendo a un ahorro de los sistemas de climatización. Pues bien, esta empresa ha dado un paso más. El sistema de lamas que se sitúa en el interior del doble acristalamiento, está recubierto de células de silicio, que son las encargadas de producir la electricidad. Con este sistema, aunque las lamas no sean orientables, se consigue una solución completa, controlando la entrada de luz solar al interior y por tanto regulando la temperatura, mientras se genera energía para el autoabastecimiento.

Por: Mario Ortega Pascual

2 comentarios:

  1. Quisiera conocer si existe en Argentina, alguna empresa o Institución que esté desarrollando esta tecnología, aunque sea en etapa experimental. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este estilo de ventanas no las conocía. Lo que si conocia son las laminas para ventanas de la empresa LCSolar

    ResponderEliminar