viernes, 11 de abril de 2014

Del CAD al BIM

       

          Cuando finalicé el bachillerato para comenzar a hacer lo que me apasionaba se estaba viviendo una revolución... Me apasionaba el dibujo, la geometría, la arquitectura y la construcción, motivo por el cual decidí "construir" mi futuro con una base solida, es decir, los cimientos de lo que posteriormente sería mi profesión. Ya sabía lo que quería, así que dí un paso atrás e inicie los estudios de Formación Profesional en la especialidad de delineación... esto supuso un refuerzo en el convencimiento de mi pasión, que me sirvió para posteriormente afrontar con mayor seguridad los estudios de Arquitecto Técnico.

          Como os decía, en aquel momento, entorno a 1992 se estaba gestando una revolución en el mundo de la arquitectura. Los profesionales de la arquitectura tenían que reciclarse, guardar sus preciados estilógrafos para dar paso a los temidos ordenadores con sus complejos programas de CAD, conectados a los hoy obsoletos plotters de plumillas.

           En poco tiempo el uso del CAD (computer-aided design) se popularizo, principalmente gracias a lo intuitivo del conocido Autocad de Autodesk. Este software permitía dibujar de manera general sin apenas establecer límites tanto en 2D como en 3D, pero no era específico, por lo que pronto hubo quien quiso ir más allá. Distintos desarrolladores apostaron por realizar aplicaciones verticales que colgaban de Autocad para generar proyectos específicos de arquitectura, mecánicos etc... pero seguía siendo un simple dibujo. Al mismo tiempo hubo quien apostó más alto, me estoy refiriendo a Nemetschek con su All plan y a Graphisoft con Arquicad. En este caso desarrollaron sendos programas, capaces de generar todos los planos de un proyecto a partir de un modelo 3D creado con elementos constructivos paramétricos con propiedades físicas incluidas.

          Esta nueva forma de hacer, a pesar de su gran potencial no fue capaz de popularizarse en ese momento, pero casi sin saberlo, estas empresas estaban creando el BIM (Building Information Modeling), iniciando lo que hoy está volviendo a ser una nueva revolución dentro del mundo de diseño y la arquitectura.

          La popularización de esté concepto no se hizo realidad hasta el año 2.002 cuando Autodesk comenzó utilizar el concepto BIM tras la compra de la compañía texana Revit Technology Corporation, desarrollando su propia aplicación Revit.

          Pero ¿Que es BIM? 

          Es un sistema de modelado de información para la edificación, que permite una estructura de gestión coordinada e integrada desde el inicio de un proyecto, la construcción del mismo y el mantenimiento final.

           El cambio de paradigma reside en la forma de digitalizar el diseño. En los sistemas BIM cada elemento constructivo constituye una entidad con geometría y características determinadas que el software reconoce y ofrece. De esta forma, el Arquitecto o Ingeniero no genera los planos de una edificación sino que va construyendo digitalmente. Cualquier cambio constructivo en las diferentes fases de un proyecto es fácilmente asumible. La modificación del modelo digital repercute y varía directamente los cambios en la estructura, mediciones o presupuesto sin utilizar diferentes software. BIM no es una herramienta de futuro, es el presente. Numerosos organismos oficiales en diferentes países Europeos ya obligan a la presentación de proyectos en sistema BIM para acceder a concurso de su obra pública.

          Por otra parte cabe destacar que con BIM, se puede trabajar de manera colaborativa, pudiendo participar todos los agentes intervinientes en un proyecto en un mismo modelo. Esto puede hacerse gracias a Open BIM; sistema de certificación técnica desarrollado por buildingSMART® que ayuda a los fabricantes de programas para el sector de la construcción a optimizar, probar y certificar sus conexiones de datos para el intercambio fluido con otras soluciones de BIM abierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada