martes, 12 de agosto de 2014

Home Staging, oportunidad laboral.

          El término Home Staging se acuñó en los años 70 en Estados Unidos en base a la necesidad del mercado inmobiliario de "renovar" su parque disponible. El Home Staging no es una rehabilitación, ni una reforma, ni siquiera se trata de redecorar el espacio. El Home Staging no es más que una técnica de marketing que por medio de un conjunto de sencillas actuaciones, permite realzar el aspecto de un inmueble, haciéndolo más atractivo a posibles compradores o inquilinos, con el fin de reducir los tiempos de venta y alquiler y de esa manera minimizar los gastos.

           Los aspectos básicos del Home Stanging son los siguientes:
    • Despersonalizar
    • Ordenar
    • Despejar
    • Limpiar
    • Reparar
    • Organizar el espacio y armonizar
           Es cierto que el Home Staging, conlleva unos gastos implícitos, pero también es verdad,que en la mayoría de los casos, estos gastos se convierten en una inversión.

           En la actualidad, está tomando fuerza la figura del Home Stager. Este profesional debe saber aplicar los aspectos básicos antes relacionados de tal manera que se resalten los puntos fuertes del inmueble y se reste importancia a los aspectos que le hacen perder valor. No se deben esconder defectos, sino eliminarlos. Tampoco se trata de decorar sino todo lo contrario, ya que la decoración es algo muy personal. Se trata fundamentalmente de conseguir un espacio neutro y confortable de manera que la mayoría de los potenciales clientes tengan desde el inicio una sensación de confort.

           Por decirlo de una manera concisa, el Home Staging consiste el despersonalizar el inmueble para que llegue al mayor número de personas y que de esta manera sea más sencillo imaginarse vivir en la casa desde los primeros minutos de la visita.

          Hace tiempo, un antiguo jefe, hoy amigo, me dijo algo que me marcó. Me dijo que para destacar en el mercado laboral había que diferenciarse del resto. Comentaba que la mayoría de la gente se asimilaban en su comportamiento y actitud de igual manera que se asimilan los puntos que conforman la linea del horizonte del mar. Solo siendo ligeramente diferente, con un pequeño impulso en nuestra actitud, podemos destacar para que todas las miradas confluyan en nosotros de igual manera que la vista se dirige al mástil de un barco que surge del horizonte rectolineo del mar. Este mismo principio es aplicable al Home Staging, ya que aplicando los principios básicos, nuestro inmueble se diferenciará de los demás y de está manera suscitará mayor interés que la competencia.

          Por otra parte, las viviendas que no están en buen estado, son muy a menudo objeto de negociaciones de precio importantes. Sin embargo, tras la "puesta en escena" de nuestra vivienda, se limita en gran medida una negociación, ya que al no existir elementos que resten valor, es más fácil mantener el precio.

          Como cualquier otro aspecto en relación con la gestión de una vivienda, las técnicas de Home Staging las puede poner en práctica directamente el propietario del inmueble, aunque en este caso puede ocurrir que en la intervención no reine la objetividad y puedan eludirse defectos a los que se está acostumbrado. Por esta razón parece conveniente poner en práctica estas técnicas por medio de un profesional que aporte su punto de vista externo y más objetivo para ayudar al propietario a revalorizar su inmueble. Aunque parece una labor sencilla, estás técnicas requieren tiempo y dedicación por lo que Home Stager con experiencia logrará el objetivo deseado mucho más rápido que un propietario que aplica estas técnicas por primera vez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada